Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

La Gran Armada, Colin Martin y Geoffrey Parker

Cuestión de cañones, fundamentalmente. Esa es la conclusión, casi inevitable, a la que se llega tras la lectura La Gran Armada, un libro producido al alimón por el arqueólogo submarino Colin Martin y el famoso hispanista británico Geoffrey Parker, y que relata, con buen lujo de detalles, la famosa expedición fracasada de Felipe II contra la Inglaterra de Isabel I.

Y no se trata tanto del número de cañones, sino de su estado, su disposición en los barcos, su calidad y, sobre todo, la diferente técnica de uso que hacía la marina española de aquel entonces frente a la británica.

Introduzcamos primero algunos matices. Hablar de marina española o británica en el Siglo XVI es poco menos que temerario. Si bien, en el caso del imperio español, sí se puede hablar de algo parecido a una marina organizada (aunque sus mandos no eran nada profesionales, sino simplemente designados por su relevancia entre la nobleza y en la corte), en el caso británico, más bien se trataba de comisiones encargadas…

La leyenda negra, Joseph Pérez

Todos los países tiene su propia leyenda negra. Se trata de oscuras historias del pasado, generalmente relacionadas con glorias imperiales y coloniales que se entremezclan con pasajes tenebrosos de prepotencia, abusos de poder y violencia.

Lo que es difícil de discernir es dónde está la historia real y dónde empieza lo que no es más que leyenda (originada normalmente como un fenómeno de propaganda consciente contra la potencia imperial).
En el caso del imperio español, la leyenda negra tiene un origen muy concreto: las guerras imperiales de la Casa de Austria en Flandes. Durante aquel largo conflicto, y de forma consciente, la Casa de Orange elaboró documentación propagandística contra Felipe II en la que se recogían las miserias intelectuales y políticas del  imperio. Esa leyenda, además, adopta una forma muy determinada enfocándose en tres aspectos clave: la intransigencia intelectual e ideológica de Felipe II, la Inquisición y la matanza de indios en América.
Lo que el reputado hi…

En mares salvajes, Javier Reverte

Ya he comentado en ocasiones anteriores lo atractivo que me resulta leer sobre los viajes del periodista y escritor Javier Reverte. Sus viajes tienen la gracia de ser realizables. Basta con hacer una mínima planificación y contar con algo de presupuesto.

En este caso, Reverte nos lleva a dar un largo paseo por el Paso del Noroeste, una esquiva ruta marítima al Norte de Estados Unidos y Canadá cuyos intentos de exploración y apertura se cobraron la vida de cientos de marinos en diversas expediciones a lo largo de los siglos XVIII y XIX. En mares salvajes aprovecha que el descenso de los volúmenes de hielo en el Ártico hacen ahora posibles rutas turísticas en barco por aquellos lares. Reverte se embarca en uno de estos trayectos y aprovecha para contarnos, con su técnica habitual (intercalar el relato de su propio viaje con los relatos de documentación sobre las gestas del pasado y la situación actual de los territorios que recorre) algunas historias fascinantes. Entre ellas destacan l…

La gran aventura de los griegos, Javier Negrete

Reconozco que con la edad se me va haciendo difícil retener en la memoria muchos detalles de la historia. Cuando voy leyendo, poco a poco, capítulos y episodios del pasado, me ocurre con frecuencia que acabo mezclando acontecimientos, personajes y fechas. Por ese motivo, para evitar la confusión, desde hacía tiempo andaba buscando un libro que contase, de una forma ligera y atractiva, la historia de la antigua Grecia, desde los orígenes de su cultura hasta la dominación romana.

La gran aventura de los Griegos, de Javier Negrete, cumple sobradamente este requisito y nos presenta, de manera amena, una historia global de la Grecia antigua. Javier Negrete es, si no recuerdo mal, autor de algunas notables novelas históricas, como Salamina. Además, es profesor de griego en un instituto. Este libro, de hecho, refleja tanto las virtudes como los defectos que se podrían encontrar en un docente acostumbrado a tratar con estudiantes jóvenes. Entre los puntos positivos hay que destacar que la exp…

La gran migración; Jordi Agustí y Mauricio Antón

Creo que hay un elemento que distingue a los humanos de cualquier otro animal: el instinto de llegar siempre un poco más allá, de saber qué hay al otro lado de una cadena montañosa, de un río, de un mar o del océano. Es una curiosidad innata que ha llevado a los hombres a explorar los polos, subir al Everest o lanzar naves tripuladas a la Luna.

Esa curiosidad, ese afán de dar un paso más, puede que venga de lejos, de nuestros más primitivos ancestros que salieron de África en sucesivas oleadas de humanos y protohumanos que se lanzaron a poblar el mundo.

Esas oleadas migratorias de viajeros a pie es lo que cuenta, con todo lujo de detalles, el libro La Gran Migración: La evolución humana más allá de África, de Jordi Agustí y Mauricio Antón.

Por supuesto, cuando nos adentramos en el área del conocimiento de tan remoto pasado, no puede haber obra alguna que establezca verdades absolutas. El texto de Jordi Agustí (pues él es el autor del texto, mientras que Mauricio Antón es ilustrador), …

Lecciones de periodismo y comunicación: una vez más se demuestra que no es necesario dar una noticia para ocupar una portada

El tema empieza a resultar cansino, pero no puedo evitar hacer un mínimo comentario a esta portada de un diario nacional online


¿Alguien puede explicar por qué esta no-noticia se ha encaramado a la portada? Yo sólo veo una mejora incremental en un producto ya existente. Eso es todo, no hay noticia, no es nuevo, no aporta un valor esencial ni al mundo de la tecnología ni a los lectores. Y está ocupando un lugar preferencial, eclipsando incluso la goleada del Barça al Leverkusen por 7 a 1.

Convengamos en que no ha sido el único periódico. El otro gran diario nacional también lo ha puesto en portada.


Aunque no en un lugar tan destacado.

De verdad, háganselo ver.

Pasando fatigas; Mark Twain

Cuando sea mayor quiero ser como Mark Twain. Por un lado, me hace mucha ilusión tener una alborotada melena blanca y un bigotón a juego (es probable que mi lamentable situación capilar actual sea premonitoria en este sentido y que lo de la melena se quede en un sueño incumplido, como los propósitos de Año Nuevo). Por otra parte, y esto es lo fundamental, se trata de uno de los escritores que más admiro y cuya forma de escribir considero aleccionadora para mi profesión.

Desparpajo. Yo creo que esa es la palabra que mejor define la obra de Mark Twain. Sus textos son frescos, irónicos, ligeros, naturales, simpáticos... es capaz de aprovechar cada rincón para soltar, con sorprendente naturalidad, un dardo emponzoñado que arranca la sonrisa del lector al imaginar éste o aquél personaje enfrentado a la cítrica mirada del irreverente escritor.

Pasando fatigas es un relato autobiográfico de Mark Twain, en el que el padre de la literatura norteamericana arremete, con su tradicional estilo, con …

El Holocausto Español, Paul Preston

Hay libros de todos los tipos. Los hay que resultan indiferentes; los hay que dejan una huella profunda en el lector; hay libros que despiertan emociones sutiles; y también hay libros que hieren como si fueran espadas afiladas.

El Holocausto Español, del prestigioso hispanista Paul Preston, está entre estos últimos. Yo, en esto de las lecturas, estoy curtido en mil batallas y puedo aproximarme a los relatos bélicos con la relativa frialdad del historiador. Las salvajadas que se cuentan, por ejemplo, en la biografía de Alejandro Magno o en el relato de La Guerra de las Galias de Julio César, quedan lo suficientemente lejos en el tiempo como para ser leídas, simplemente, como acontecimientos históricos más o menos emocionantes. Incluso las lecturas sobre la Segunda Guerra Mundial, con sangrías indecentes en Stalingrado o La Batalla de Normandía, pueden ser vistas, con el tiempo, desde la perspectiva de un estudioso o un aficionado a la historia.

Pero el libro de Paul Preston me ha produc…

Propósitos de año nuevo, eso de los libros pendientes

Entre las muchas cosas que me propongo hacer este año está, cómo no, el noble objetivo de mantener un buen ritmo de lectura de libros. Soy un lector medio digno, pues siempre tengo algún libro entre manos (y en ocasiones, como ahora, varios).

De hecho, hoy he formalizado el recuento de los libros que tengo "pendientes". Me refiero a libros que tengo toda la intención de leer en las próximas semanas o meses.

Me habría gustado disponerlos en forma de "pila" y luego seguir un orden estricto de arriba a abajo -por aquello de ser metódico-, pero son demasiados y la pila aparenta ser inestable. Así que los he dispuesto en forma horizontal. Helos aquí:


Son 20, de los cuales tengo cuatro empezados. Esto se explica porque cuando un libro no me engancha, lo dejo una temporada y le doy una segunda oportunidad. Si sigue sin engancharme, lo dejo de modo definitivo sin remordimiento alguno.

Y otra cosa que me he propuesto es no dejar pasar un libro leído sin hacer al menos un br…