Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

El mito olímpico de la creación

Al principio de todas las cosas la Madre Tierra surgió del Caos y, mientras dormía, parió a su hijo Urano. Mirándola tiernamente desde lo alto de las montañas, derramó lluvia fértil sobre sus grietas ocultas y ella concibió la hierba, las flores y los árboles, con los animales y las aves que podían vivir en ese entorno. Esta misma lluvia produjo las corrientes fluviales y llenó las cavidades con agua, y fue así como aparecieron los lagos y los mares.Robert Graves, Los Mitos Griegos.

De todos los mitos de la creación que alguna vez he leído o me han contado, creo que éste es uno de los más hermosos.

Internet y la "Era de la Gran Devaluación"

Actualización: me han llamado la atención sobre el hecho de que quizá sea más correcto utilizar la palabra "depreciación" en vez de "devaluación". La consulta al diccionario no aclara gran cosa, ya que devaluar se define como "hacer bajar el valor de una moneda o cosa, depreciarla". Es decir, que ambos términos parecen correctos. En todo caso, devaluar se asocia comúnmente a las monedas y depreciar a las cosas, así que quizá sí sea más adecuado hablar de "La Era de la Gran Depreciación" (TM). Dejo la entrada como está y ya me pensaré cómo referirme a este fenómeno en el futuro.

Internet ha supuesto muchas cosas en nuestras vidas. Es una herramienta que facilita la comunicación y la interacción entre personas y entidades. También facilita la aparición de nuevos modelos negocio y un largo etcétera.

Pero creo que su efecto económico más brutal todavía no se ha estudiado convenientemente. Internet es, fundamentalmente, una herramienta que produce una …

El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza siempre tiene gracia escribiendo, así que se puede pasar un buen rato leyendo El asombroso viaje de Pomponio Flato. Pero en términos generales me ha parecido flojillo. Es simplemente un relato de humor intrascendente ambientado en la infancia de Jesús y el entorno de su familia. No llega a ser provocativo, por lo que me da la sensación de que le falta chicha, aunque me parece comprensible que el autor no haya querido sobrepasar determinadas fronteras.

Un día de cólera, de Arturo Pérez Reverte

He leído con placer Un día de cólera, de Arturo Pérez Reverte. Este autor no es santo de mi devoción, la verdad. En su día leí varias de sus novelas que simplemente me parecieron entretenidas y bastante intrascendentes. No me parece un escritor particularmente brillante aunque sí un digno contador de relatos.

Con este libro en particular, sin embargo, lo he pasado francamente bien. El propio autor indica que no se trata realmente de una novela. Es más bien una recopilación de experiencias y testimonios reales de aquel día contados como una crónica periodística en la que se entremezclan algunas licencias literarias (diálogos reconstruidos o inventados, descripciones más o menos lustrosas, etcétera). Y está contado con el suficiente donaire y ritmo como para construir un conjunto bastante vibrante, en el que uno siente por momentos la intensidad brutal de aquel día.

La edición que he leído venía con un segundo libro titulado Memorias del 2 de Mayo, en este caso una recopilación de testimo…

Resucito el blog

A raíz de unos cuantos tirones de orejas de amigos y familiares, a quienes parece incomodar que me haya tomado un pequeño descanso con el blog (sólo ha sido desde mayo, no es para tanto), manifiesto mi determinación de resucitarlo.

Eso sí, habrá algunas pequeñas variaciones sobre lo anterior:

1) Aparte de algunos textos que voy a soltar ahora a bocajarro, lo más probable es que no escriba más que una o dos veces al mes.
2) No creo que escriba mucho sobre temas de comunicación. Me apetece más bien escribir sobre libros que voy leyendo y cuestiones afines (vida social y cultural).

Y nada, espero que les guste.