Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2009

Lo que deben saber el niño y la niña

A veces los lugares de vacaciones nos deparan sorpresas curiosas. Nos hemos escapado unos días a unos apartamentos rurales en la Sierra de Gredos. Un sitio realmente espectacular, bonito y cómodo por más señas.

Quiere la costumbre que los apartamentos y casas rurales, aparte del menaje indispensable para la supervivencia, contengan una chimenea, una televisión y ocasionalmente algunos juegos de mesa. En este apartamento en concreto nos hemos encontrado con que también hay una estantería con libros, lo cual ya es bastante original. Pero lo mejor llega cuando uno se pone a ojear los títulos. Hay clásicos de la literatura universal como La Odisea o Los Viajes de Gulliver, hay un libro de arqueología, una antología de poemas de Pablo Neruda, el relato Naufragios de Álvar Núñez Cabeza de Vaca y otras obras de renombre entre algunas que otras novelas baratas. También hay un manual sobre el nuevo reglamento hipotecario (no sé de qué año) y un tratado sobre sexualidad firmado por López Ibor.

Y …

Soitu.es cierra, lo cual es una mala noticia en un mal contexto

No es una noticia de última hora, pero merece al menos un breve comentario. Soitu.es ha echado el cierre. Es una mala noticia, sobre todo para los 23 trabajadores de la empresa, pero no sólo por el cierre en sí mismo, sino porque muestra que el modelo de negocio de la gratuidad de contenidos para vivir de la publicidad resulta endeble. Ahora, con la crisis, los medios online lo van a pasar tan mal como los medios impresos. Y aquellos que no habían conseguido una base de ingresos razonable, alcanzando el punto de break-even, lo van a pasar todavía peor.

Y también es una mala noticia porque se produce en un momento lamentable para la prensa. Los 23 puestos de trabajo que se pierden en Soitu se unen a los 2.800 puestos de trabajo en los medios de comunicación que se han perdido en los últimos 11 meses.

Mal asunto.

El Reloj de Mr. Darwin, de Juan Luis Arsuaga, y un pequeño homenaje a Malthus

El Reloj de Mr. Darwin es el último libro de Juan Luis Arsuaga, reconocido paleontólogo, codirector de los yacimientos arqueológicos de Atapuerca y notable divulgador científico.

No me ha parecido su mejor libro, la verdad. He tenido la oportunidad de leer algunos otros que me han resultado mucho más impresionantes. En este caso me ha dado la sensación de que la obra es un poco de relleno, una oportunidad editorial para sumarse al carro del centenario de Darwin, que obviamente no se podía desaprovechar. Se trata, básicamente, de un relato sobre el proceso que llevó al naturalista inglés a desarrollar la teoría de la selección natural para explicar la evolución de las especies. La obra está llena de apuntes biográficos (sin llegar a ser una biografía), de referencias a las teorías de otros científicos que indudablemente influyeron en Darwin y de citas de la propia obra del naturalista. Esta faceta, la de las citas al propio Darwin, puede ser considerada un pelín abusiva (una de las cit…

Estudio europeo sobre periodismo digital

La agencia de comunicación Canela PR, que está vinculada a la red de agencias Oriella PR Network, me ha hecho llegar un interesante estudio sobre periodismo digital elaborado por esta red. El estudio está basado en una encuesta a periodistas y se ha realizado a nivel europeo.

El estudio, en inglés, puede descargarse aquí.

Como suele ocurrir en estos casos, el estudio no hace ningún descubrimiento esencial, pero en esta etapa de grandes turbulencias en los medios de comunicación, sí que sirve para tomarle el pulso a lo que piensan los periodistas sobre la evolución de su profesión. Por ese motivo, recomiendo su lectura.

Hay algunas conclusiones que se entresacan del estudio que a mí, como profesional de la comunicación, me llaman la atención:

1) La mayor parte de los periodistas son conscientes de que muchos medios impresos desaparecerán. Pero no ven tan claro que Internet muestre un modelo alternativo viable desde el punto de vista empresarial para los medios de comunicación (coincido ple…

Sobre regalos, prebendas y detalles con los periodistas

Recomiendo la lectura de un "disclaimer" que se ha marcado el amigo Uriondo. Creo que hace una descripción bastante acertada de la situación a la que se ha llegado con los regalos, prebendas y detalles con los periodistas.

Su caso básicamente consiste en que las empresas tecnológicas le endosan cualquier tipo de cacharro que se les antoje con la esperanza, imagino, de conseguir alguna que otra crítica positiva a sus productos o simplemente una relación amigable con un periodista de notoria influencia. Creo que Miguel Ángel pone unos límites claros y aceptables. Acepta este tipo de cosas porque van con el trabajo. Son detalles de las empresas, cuando son un regalo, o simplemente productos que le envían para pruebas cuando vienen en formato préstamo. Cuando la empresa en cuestión dice que es un préstamo, el producto se devuelve tras haberlo probado y ya está.

Pero lo que, en mi modesta opinión, ocurre con este tipo de prácticas es que muchas empresas están tentadas de sobrepasar…

Waterloo y Trafalgar , liderazgo en la era napoleónica

El relato que hace Alessandro Barbero en el libro La Batalla: Historia de Waterloo resulta al mismo tiempo atractivo y sobrecogedor. La forma de contar los hechos resulta entretenida, aleccionadora y, por momentos, incluso novelesca. Pero el entretenimiento queda eclipsado cuando uno se pone a reflexionar sobre lo que significaba un combate de esa magnitud en aquella época.

Las batallas de la era napoleónica eran algo cercano a una salvajada. Las posibilidades de morir o quedar permanentemente lisiado eran altas, muy altas. En la Batalla de Waterloo, por ejemplo, en la que lucharon cerca de 200.000 hombres de tres ejércitos en un sólo día en un campo de batalla de cuatro kilómetros de frente por cuatro de profundidad, la cifra de bajas entre los aliados, entre muertos, desaparecidos y heridos superaba los 25.000. En el ejército francés, la cifra se calcula en más de 40.000, aunque es imposible determinarla con precisión. No es posible saber tampoco cuántos de los desaparecidos estaban …

El Día D, la Batalla de Normandía, Antony Beevor

Creo que de todos los libros de Antony Beevor que he leído (y llevo ya unos cuantos), El Día D, la Batalla de Normandía es el que más trabajo me ha costado. La obsesión por el detalle que muestra el autor en algunos pasajes resulta abrumadora hasta tal punto que, en la descripción de muchas operaciones, nos llega a contar lo que sucede descendiendo al nivel de pelotones y citanto los nombres y apellidos de los sargentos que los comandaban. Ello dificulta bastante la lectura sin que, en mi opinión, la aportación de esos detalles al texto sea en muchos casos lo suficientemente valiosa como para justificar su inclusión.

A pesar de ello, creo que se trata de un libro francamente bueno que me ha hecho comprender mejor lo que sucedió en la batalla para la recuperación de Francia por parte de los aliados. De eso se trata precisamente. Si el lector simplemente quiere conocer las operaciones del desembarco, los preparativos y las múltiples anécdotas que rodearon a la gran operación del Desembar…

Los girasoles ciegos, Alberto Méndez

Leo en la solapa de Los Girasoles Ciegos que Alberto Méndez, su autor, falleció ocho meses después de ver publicado este libro, su única obra.

El destino es a veces ingrato. Quizá si Alberto Méndez hubiese tenido más tiempo nos habría deleitado en el futuro con algún otro relato excepcional, como los cuatro que componen Los Girasoles Ciegos. Y digo quizá porque, por otra parte, hay muchos autores que dan todo de sí en una obra y luego no logran superarse o siquiera acercarse al nivel que mostraron en su novela inicial. En el caso de Alberto Méndez no lo sabemos y nunca lo sabremos.

Los Girasoles Ciegos -una obra que se popularizó por el boca a boca y que recibió un fuerte impulso comercial gracias a la película- es un conjunto de cuatro cuentos ambientados en la posguerra española, relatados desde el punto de vista de los vencidos. Los cuatro cuentos muestran una calidad literaria y una sensibilidad poco comunes (me ha resultado particularmente impresionante el segundo relato "Manu…

¿Sabían que el hombre invisible era albino?, una reflexión sobre los prejuicios contra los albinos en la literatura

Herbert George Wells (H.G. Wells) fue uno de los grandes pioneros en el campo de la ciencia ficción. Entre sus obras más conocidas destacan La Guerra de los Mundos, que recuerdo vagamente haber leído hace años, La Máquina del Tiempo, una obra excelente en la que el autor explora temas relacionados con la lucha de clases y las injusticias de sociedades divididas en estamentos, y El Hombre Invisible, una novelilla bastante impresionante que acabo de terminar en la que el tema de fondo es escarbar en la relación entre ética y ciencia (un tema recurrente en la obra de Wells, ya que también lo trata en otra de sus obras: La Isla del Doctor Moreau - ésta última no la he leído).

El Hombre Invisible, un científico que ha experimentado en su propio cuerpo. está medio loco. Ha perdido totalmente la sensibilidad y los criterios éticos y lo sacrifica todo a sus objetivos científicos y personales. Es decir, es -al mismo tiempo- el protagonista y el malo de la novela.

Pero además, tiene una peculiari…

Stalingrado, Antony Beevor

Acabo de terminar la lectura (más bien la re-lectura) de "Stalingrado", una de las obras más destacadas del historiador militar Antony Beevor.

No me voy a detener en contar nada de la batalla, pues está muy bien contada en muchos sitios. Simplemente me gustaría destacar un detalle que me ha llamado poderosamente la atención, por el valor humano de la historia.

En la Navidad de 1942 el VI ejército alemán está ya condenado, rodeado completamente por los rusos, escaso de municiones y suministros, con los soldados hambrientos y sin esperanza de rescate. El doctor Kurt Reuber, médico, teólogo y artista aficionado, dibuja en la parte trasera de un mapa ruso (el papel más grande que encontró) una virgen con niño, añadiendo la leyenda "1942 asedio en Navidad. Luz - Vida - Amor. Fortaleza de Stalingrado". Pronto, su búnker se convirtió en un pequeño centro de peregrinación de soldados alemanes que iban a ver la obra, algunos a rezar y muchos a llorar recordando a los suyos.

E…

Las minas del Rey Salomón, Henry Rider Haggard

Las minas del Rey Salomón es una de esas historias de las que casi todo el mundo ha oído hablar. La película de 1950 protagonizada por Stewart Granger y Deborah Kerr se acabó convirtiendo en un clásico (sobre todo de las reposiciones de TVE del sábado por la tarde ¡qué tiempos! cuando yo era un pelín más joven).
Pero si bien es fácil que la gente conozca la historia y que incluso haya visto la película, apostaría a que la mayor parte del mundo no ha leído la novela. Pues bien, yo lo he hecho, y después de tan ardua tarea me puedo permitir el lujo de, creo que por primera vez en mi blog, escribir de un libro cuya lectura no me atrevo a recomendar.
No me malinterpreten. El libro no es que sea demasiado malo, es sólo regular, con pasajes entretenidillos y otros que no sé si calificar de tostón o de truño. Pero en el fondo se pasa un rato agradable leyendo sobre las aventuras y desventuras de Allan Quatermain (sí, el personaje dejó bastantes secuelas tras la novela hasta convertirse, inclus…

Las aventuras del buen soldado Svejk, Jaroslav Hasek,

Es sorprendente la cantidad de energía que hemos gastado los humanos en los últimos siglos matándonos unos a otros por un concepto tan endeble como el de la "patria". Las aventuras del buen soldado Svejk, del escritor checo Jaroslav Hasek, es una de esas obras que pone de manifiesto, desde la primera línea hasta la última, lo absurdos que resultamos los seres humanos cuando nos empecinamos en estériles carnicerías para conseguir resultados que interesan mucho a estadistas y políticos, pero poco o nada a la gente común.

La obra, un relato de las peripecias del soldado Svejk a comienzos de la guerra mundial, es irreverente, satírica, mordaz, aguda en algunos momentos y quizá demasiado simplona en otros. Muchos de los elementos humorísticos son tan rudimentarios que apenas alcanzan a arrancar una sonrisa al lector. Con otros me he reído a carcajada suelta. Pero la clave de la obra no está en el humor, ni en el estilo ni en nada similar, la clave está en la crítica implacable hac…

Caissa, la diosa esquiva

Que Caissa, la diosa del ajedrez, es una diosa esquiva es algo que saben bien todos los aficionados al juego. Muy pocos son los escogidos por la diosa entre su cohorte de adoradores para el panteón de los elegidos, y el precio pagado por tan elevado honor es con frecuencia muy alto.

No sólo es difícil conquistar los favores de la diosa. Este personaje, en cuyo origen no era más que una driade (ninfa de los árboles) y que, como todos los dioses, fue elevada a los altares por sus devotos, es también esquiva para ser fotografiada. Una búsqueda por Google nos ofrece apenas un puñado de representaciones gráficas. Muestro aquí algunas:






A mí ninguna de estas imágenes me acaba de convencer. La más conocida y repetida es la última, un óleo cuyo autor desconozco pero que se reproduce en muchas páginas web dedicadas al ajedrez.

Yo, a Caissa la imagino mucho más seductora que lo que muestran estas imágenes. Bella, seductora, inalcanzable, caprichosa e incluso algo cruel.

Los orígenes de Caissa se enc…